.s impactante la frecuencia con la que me hacen esa pregunta.

En 2021 vivimos pegados a nuestros teléfonos y, sin embargo, parece que la mayoría no quiere hacer llamadas.

Eso es preocupante.

 

De hecho, yo soy uno de ellos, no me malinterpretes. Me gusta enviar mensajes de texto. No soy una de esas personas que dicen: «¡Muerte a los mensajes de texto!» Pero sí creo que hemos perdido el arte de hablar por teléfono.

 

Culturalmente, hemos retrocedido al nivel de adolescentes en nuestra comunicación, donde la idea de hablar por teléfono y hacer una llamada de repente parece un gran problema.

 

Entonces, si te encuentras en una conversación incesante de mensajes de texto con un hombre y quieres comenzar a construir una conexión real con él hablando por teléfono, incluso si aún no tienes una cita, aquí hay tres formas de cómo puedes hacer que un hombre te busque.

# 1: HAZLE UN LLAMADO A LA ACCION

Dile: “Llámame esta noche. Quiero oír tu voz.» Quizá puedes pensar que parece un poco atrevido, pero es muy asertivo en el buen sentido. No le estás gritando. Simplemente le estás dando una orientadita, lo cual es un muy interesante, porque le estarás despertando su dormido cerebrito a tu víctima, perdón a tu prospecto.

 

Lo anterior es muy diferente a solo decirle, «¿Quieres tener una llamada telefónica esta noche?» En muchas ocasiones debes de ser más directa, “Llámame esta noche. Quiero escuchar tu voz” además esta propuesta es muy sexy. También tiene un pequeño cumplido: quieres escuchar su voz.

# 2: METELE HUMOR A LA SITUACION

Puedes comenzar diciendo algo así: «Oh, no. Creo que estamos en peligro de convertirnos en amigos solo por texto. Mejor hagámonos una video llamada esta semana, para que podamos ponernos al día». En este momento estás poniendo por el momento una etiqueta negativa a los mensajes de texto. «Amigos por texto» no se dice como algo bueno.

 

A continuación, se asocia positivamente con la idea de ponerse al día correctamente con video llamada. Por cierto, creo que las video llamadas son geniales, porque cuando realmente puedes ver a alguien en una pantalla, es lo mejor, ya que vemos el lenguaje corporal, así como expresiones faciales. Es una conexión real, actualizada incluso desde una llamada telefónica.

# 3: LLÁMALO PRIMERO

¡Toma el teléfono! Elije un momento en el que estés en camino a algún lugar y solo tomate unos minutos. Dile, casualmente, «Oye, tengo varias cosas por hacer, pero solo quería decir «hola». Eso le quita la presión, porque el pensará, «Está bien, esto no será una llamada larga”, porque esto es lo que realmente nos preocupa, recuerda que el hablar demasiado no es lo nuestro.

 

Eso también le quitara la presión, porque le ha dado un marco de tiempo dentro del cual puede conectarse y ponerse al día con poco; y te libera para no pensar demasiado en las cosas. Es solo un saludo rápido. Al hacer esto, le está otorgando una licencia para hacer lo mismo en el futuro. Le estás diciendo: «Creo que una llamada telefónica es una forma completamente razonable para que hablemos. Creo que tú también deberías hacerlo «. Ambos se estarán tranquilizando.

 

Estoy plenamente consciente de que no deberíamos tener que pensar tanto para levantar el teléfono y hablar con alguien, pero aquí estamos. Hay mucha gente ahí fuera en este momento que no se habla por teléfono, cayendo en la trampa de enviar mensajes de texto todo el tiempo.

 

Es fácil decir que la pandemia nos condicionó a ser así. Dado que reunirnos en persona estuvo fuera de los límites durante meses, caímos en la facilidad de enviar mensajes de texto. Tal vez incluso lo usamos como una excusa para mantener nuestra distancia emocional a varios metros de distancia, por así decirlo, por lo que nunca tuvimos que arriesgarnos al rechazo que puede venir con dar el siguiente paso.

 

Puede que haya algo de verdad en eso. Pero no es toda la historia. Este comportamiento de comunicación ha estado sucediendo durante bastante tiempo. De hecho, comenzó antes de la pandemia, pero se agudizo aún más con el covid.

 

Entonces, ¿qué puedes hacer al respecto? Bueno, tienes dos opciones:

Opción 1: Simplemente puedes aceptar la comunicación actual de las citas obsesionadas con el texto tal como es, esperando y esperando que una conversación de texto bidimensional conduzca a algo más sustancial, o

Opción 2: Puedes crear tu propia comunicación. En la cual tienes el poder de solidificar una conexión real y hacer avanzar una relación de una manera genuina y segura.

 

Si la opción número 2 es para ti, puedo ayudarte con eso enseñándote a dominar el lenguaje de la atracción. Porque cuando dominas el lenguaje de la atracción, siempre te sentirás competente y segura para comunicarte con quien quieras, en cualquier contexto que desees.

 

Para esto aquí encontrarás herramientas poderosas que he creado para ayudarte a tomar el control de tu vida amorosa de “Cómo hablar con los hombres” con respecto al coqueteo, primeras citas, compromiso y más, así como cada tipo de comunicación ya sea por

 

  • Teléfono
  • Video llamadas
  • Aplicaciones de citas
  • Redes Sociales
  • En persona (lenguaje corporal y conversación)
  • y por supuesto mensajes de texto

 

 En donde encontraras ejemplos que van más allá de la teoría y te muestran cómo actuar de forma rápida y segura de cómo hablar con los hombres, te enseño los principios detrás de el POR QUÉ funciona cada conversación.

Entenderás la psicología de los hombres y entenderás que las palabras exactas no importan.

 

Esto te dará un dominio completo del lenguaje de la atracción. Y mejor aún, la máxima sensación de control y libertad en tu vida amorosa.

 

Las citas son mucho menos estresantes y mucho más divertidas cuando sabes cómo comunicarte con confianza para que puedas obtener los resultados que mereces.

 

Si este artículo te ha parecido interesante te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales y aún mejor mándaselo a una de tus amigas que estoy seguro le va a servir, de la misma manera me ayudas a seguir adelante con este blog. ¡Muchas gracias!

Estamos en esto juntos y yo puedo ayudarte.

 

Tu amigo.

 

Hugo (HM)